Cada día las temperaturas son más bajas y ya hay nieve en ciertas partes del territorio español. Son circunstancias que hacen que debamos de tener un mayor cuidado a la hora de arrancar nuestro coche sin que este sufra. Hoy en Autos Molière os daremos varios consejos para que tu coche no sufra y no te deje tirado en mitad de la carretera.

Los coches no son muy amigos del frío, el componente que más sufre son las baterías y el sistema eléctrico. Es algo que podemos comprobar fácilmente con nuestros dispositivos móviles. Si estamos en un sitio con temperaturas frías llegando a bajar de 0 grados, vemos como la batería de nuestros móviles se descargan más rápido y empieza a funcional mal el dispositivo en general.

Si nuestro coche pasa la noche fuera de un aparcamiento cerrado es probable que a la mañana siguiente nos encontremos con algún problema a la hora de arrancarlo, sobre todo si por la noche la temperatura baja de 0 grados. Por lo tanto, deberemos de tener en cuenta los siguientes puntos.

Tomate tu tiempo para arrancar

Es muy probable que alguna vez hayas intentado arrancar tu vehículo y este no haya arrancado. Es un problema muy común con temperaturas bajas, sobre todo si nuestro coche es diésel. Debido a que los calentadores pueden sufrir a la hora del proceso de combustión, por lo que debemos esperar hasta que se calienten. Mientras que si nuestro coche es de gasolina no debemos de tener tanta precaución.

Espera antes de ponerte en marcha

Una vez que hayamos conseguido arrancar nuestro vehículo es necesario que esperemos unos 5 minutos antes de ponernos en marcha. Aunque los coches están preparados para estas circunstancias es recomendable esperar a que el motor se caliente un poco y el aceite haya recorrido y lubricado gran parte de los componentes.

Consejos para arrancar tu coche con temperaturas bajas

Vigila que tu aceite y liquido refrigerante sean anticongelante

Aunque parece algo muy obvio, debemos de revisar qué aceite y liquido refrigerante estamos utilizando. En cuanto al líquido refrigerante es importante que el porcentaje de etilenglicol sea del 25% aproximadamente. Para que de esta manera no se congele y no nos provoque una avería.

El aceite sabemos que es uno de los elementos principales para el correcto funcionamiento de nuestro coche, al enfriarse el aceite se vuelve más denso dificultando que el coche arranque. Debemos comprobar que nuestro aceite esta en buen estado y si vivimos en zonas con frío muy intenso optar por aceites poco densos o un aceite multigrado.

Separándonos de la parte mecánica y funcional de los coches, también debemos de tener en cuenta que mucho de los gatos callejeros optan por dormir debajo del capó de nuestro coche para protegerse del frio. Por lo tanto, es recomendable dar unos golpes en el capó antes de arrancar para de esta manera avisar al gato de nuestra presencia y que salga de su escondite.

No nos cuesta nada y podemos salvar una vida.

Desde Autos Molière os queremos recordar que tengáis precaución a la hora de conducir y comprobar que vuestro coche esté en pleno funcionamiento durante las épocas de más frío.