En ocasiones hay que personas que piensa que con llevar el coche al taller ya estarías cuidándolo lo suficiente. ¿Pero realmente es así?

Si y no. Es cierto que es muy necesario que lleves el coche al taller y que le hagas las revisiones correspondientes, pero no es lo único que tienes que hacer para que los años no le pasen tanta factura al coche.

Tienes que estar preparado para poder cuidar de tu coche de una forma adecuada, es por ello por lo que desde Autos Moliere te queremos dejar este blog para que tengas toda la información necesaria.

Una manera de proteger tu coche es manteniéndolo limpio, es por ello por lo que vamos a dar unos tips para que limpies cada parte de tu coche como un profesional.

Cristales y carrocería:

Cuando viajamos es muy común que los insectos se estrellen contra nuestros vehículos y además entre otras cosas, se acumula el polvo. ¿Cómo limpiamos esto? Pues la forma más rápida es aplicando agua a presión sobre todo en las zonas con más suciedad. En el caso de que no consiguieras que se fuera toda, tendrías que utilizar un producto específico y con un bayeta frotar donde aún quede suciedad.

¡Cuidado con la arena!

La arena es algo difícil de quitar, si es en el interior:

  • Saca las alfombrillas, sacúdelas y cepíllalas.
  • Después aspira los asientos, la moqueta, el maletero y no te olvides de las alfombrillas. Si no tienes aspiradora en casa, puedes usar las que hay en los lavaderos de coches o en las gasolineras.
  • Cepilla bien la arena que se queda incrustada y vuelve a pasar el aspirador.

Ahora vamos con el exterior:

  • Antes de lavar el coche, aplica aire a presión por todas partes, sin dejarte las llantas.
  • Luego limpia la carrocería con agua a presión, así podrás retirar todos los restos que queden.

Ten cuidado con el salitre:

Tanto si vives en zona de costa, como si viajas allí esta parte te va a ser muy útil.

Es una capa de sal que se fija sobre tu coche en zonas de costa. Ataca a la pintura y hace que brille menos; también resulta corrosivo y, si tienes la pintura levantada, dañará la chapa.

En el exterior aplica agua a presión incluso en los bajos y en las ruedas. Usa una esponja y jabón para limpiar el coche a mano. Cuando termines seca el coche con una bayeta de microfibra, ya que si se queda húmedo volverá a coger el salitre después de haberlo conseguido quitar.

Excrementos de pájaros:

Este es un problema al que nos enfrentamos diariamente, y decimos… bueno ya lo quitare. Pero esto es un gran fallo, ya que hay que límpialos de inmediato. Estos restos son ácidos y, por eso, si los dejas mucho tiempo, podrían llegar a corroer la pintura de tu coche. En cuanto los detectes, quita lo que puedas con un pañuelo de papel y lava el resto lo antes posible.

Si quieres saber más cosas sobre coches y su cuidado, estar atentos a los blog de AutosMoliere. Para cualquier cosa contacta con nosotros.