En España, vemos como en comparación a años anteriores la matriculación de vehículos ha caído un 32%. Hablamos de antes de la pandemia y de la gran escasez de microchips que ha afectado a tantos sectores y especialmente, el del automóvil.


Hoy desde Autos Molière os vamos a hablar de un problema que persigue al sector desde hace unos cuantos años. La falta de microchips ya no es una novedad que pilla de improviso a gran parte de población, es un tema del que se ha hablado hasta la saciedad. La escasez de componentes claves para los circuitos eléctricos de los coches hunde cada día más la fabricación de vehículos en España y en gran parte del mundo.
Actualmente los microchips son uno de los componentes más demandados por muchos productos. La tecnología está a pie del camión y en un mundo hiperconectado queremos abarcar más de lo que finalmente podemos alcanzar. Esta escasez fue, en parte, acelerada por la aparición de la pandemia, se cerraron fábricas y el trabajo se mudó a casa, quien no tenía un portátil ahora lo necesitaba para trabaja.


¿Cómo lo vive el sector del automóvil?


El director general de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) José López Tafall afirmaba a finales de 2021 que “por noveno mes consecutivo, el sector de la automoción se enfrenta a una importante escasez de materias primas que está condicionando nuestro ritmo de producción y que hasta finales de 2022 no se prevé que se reajuste.”

Según datos del mes de noviembre de la patronal, en España se llega a productor en las fabricas un 28% menos de vehículos que en noviembre de 2020. Esta caída no afecta solamente a nuestro territorio. En toda Europa se puede apreciar perfectamente la caída del sector del automóvil. En Alemania la caída alcanza el frívolo número de un 46,7% en el último trimestre de 2021 y en Reino Unido un 39,5%.
Como podemos apreciar la caída en global, aunque es cierto que se empieza a especular con que la crisis de los microchips puede estar llegando a su fin, gracias a la producción que se hace de ellos en Malasia. Aunque todavía para poder recuperar los números de antes de la pandemia nos quedan un par de años.
También afecta de manera negativa a los concesionarios, ya que la espera para conseguir un coche específico puede alargarse más de lo deseado. Por lo tanto, el mercado de segunda mano o coches de ocasión ha empezado a coger mayor protagonismo en el último año.
En Autos Molière te ofrecemos una gran variedad de vehículos sin esperas innecesarias.